Pide y se te dará

Pide y se te dará

Por Romina Boniardi Mi madre había partido hacia poco más de dos meses y yo me acercaba medio de casualidad a un grupo de “espiritualidad” siguiendo a un escritor que por primera vez venía a mi Ciudad, con la organizadora del grupo de los viernes hicimos buena química...