Nuestros sueños 2019

Sueños 2019

Continuamos con nuestros eventos de formación y liderazgo.

Deseamos lanzar nuestro RML lab como una plataforma de aprendizaje digital para mujeres emprendedoras. Así, en cualquier momento podrán varias mujeres acceder al material y también nos permitirá que más emprendedoras en el país puedan acceder a nuestros programas de capacitación

Establecer estrategias para facilitar el financiamiento de los emprendimientos femeninos como la caja de ahorro de ASOLIDER, busca de donantes, entre otros.

Un poco de historia…

Nuestro primer encuentro en noviembre del 2015 fue un desayuno, una reunión de amigas, mujeres que sentían la obligación de ser financieramente independientes, productivas y felices. Motivadas por la búsqueda de sueños postergados y la creación de un espacio para compartir sin prejucios, en el cual nos sintieramos apoyadas; fue que nació la Red de Mujeres Líderes RML- Asolíder

Durante el primer año acordamos reunimos el primer jueves de cada mes, con la consigna de vencer cualquier impedimento que se nos presentara. Así, fue que en julio del 2016 cerramos nuestro primer ciclo de reuniones con un foro sobre…. . Desde noviembre del 2016 retomamos los desayunos y decidimos formalizar nuestra red con una estructura que nos permita apoyar el desarrollo de emprendimientos femeninos y generar ingresos. Luego de un año de trámites consiguemos la personería jurídica en julio del 2017 como una Asociación de la economía popular y solidaria.

En el 2017 pudimos con nuestro trabajo contribuir al éxito de dos proyectos ganadores del Premio Nacional Mujeres Innovadoras del Centro de Competitividad e Innovación. Estos proyectos fueron:

  • Univerisidad Virtual Sudamericana
  • Lila Working Moms

En este mismo año lanzamos el primer conversatorio de expertas “Mujeres Conflictivas”.

En el 2018 organizamos 11 Best Breakfast Ever, 5 Best Coffee Ever, 8 Best Workshop Ever.

Nuestro Aprendizaje

Hemos aprendido el valor de ser una iniciativa comunitaria, en la cual no hay una sóla cabeza… sino muchos pilares de apoyo mutuo. En el camino aprendimos que la capacitación y actualización no son suficientes, sino que el autoconocimiento de nuestras potencialidades y la armonía con nuestro espíritu nos sincroniza como equipo. Nuestra intención de empoderar a más mujeres nos empoderó a nosotras mismas, nos llevó a un verdadero empoderamiento que para nosotras está en el autoconocimiento, en el re-conocimiento del poder que radica en el ser, en el equilibrio del espíritu, las emociones y el cuerpo.

Nos hemos convertido en una ronda de mujeres emprendedoras, creadoras de una cultura de equidad para cambiar al mundo, colaboradoras y solidarias en asociación