Colaboraciones, Desarrollo Personal, Emprendimiento, Opinión, Relaciones

Conquista el arte de trabajar desde casa – Los 5 mejores consejos que maximizaran tu productividad

Por Marysol Materán

Nunca como hoy las mujeres y hombres habíamos tenido esta grandiosa oportunidad de decidir desde donde y cuando trabajar o estudiar. Es una realidad hoy y es, definitivamente, el futuro para millones de personas.  Trabajar desde casa es un beneficio maravilloso que nos brinda la tecnología, dándonos la oportunidad de gestionar nuestro tiempo de una manera más eficiente y, en lo personal ha sido un gran aliado para mí para balancear de manera más feliz mis objetivos profesionales, personales y económicos con mi rol de madre de 3 niños pequeños.

Quiero compartirte hoy 5 claves que te permitirán conquistar este arte de trabajar desde casa y te ayudarán a convertirte en la persona más disciplina, proactiva y enfocada que conozcas:

1. Mentalidad experta

Debes dejar de ser un profesional promedio en tu área y convertirte en una experta en tu área.  No es sólo es importante ser bueno en lo tuyo, sino que te apasione lo que haces, porque para ser una experta deberás dedicar mucho tiempo a mantenerte actualizada con tu tema. Como experta debes convertir el conocimiento que tiene en algo realmente útil para tus clientes, resolver sus problemas y ayudarles a mejorar sus resultados. Esto es muy importante que lo entendamos, tu valor no está en que tanto sabes de un tema, sino que conviertas ese conocimiento en algo útil, que ayudes a tu cliente a cumplir sus metas y obtener los resultados deseados.  Recuerda: una experta domina un tema muy concreto, dedica tiempo a convertirse en mejorar cada día y está enfocado en servir y dar valor a sus clientes.

2. Enfócate en resultados

Es importante que comprendas que la nueva medida de tu trabajo no es el tiempo que dedicas a él, son tus resultados.  ¡A mí esto en particular me encanta! Esta es la diferencia clave que debes tener en mente cuando trabajas desde casa o de manera independiente, dado que no estarán viéndote en una oficina, tu valor para el empleador o para tu cliente no esta en cuantas horas pases trabajando o que cumplas un horario, sino en que los resultados que estés obteniendo y el valor que estás dando a tu empresa o cliente estén de acuerdo a los objetivos de la empresa o del cliente.

Tus excelentes resultados hablarán del valor de tu trabajo y no el tiempo que dediques a él. Es el gran poder de trabajar sin cumplir un horario, porque son tus resultados, la calidad de tu trabajo y el valor que aportes lo que te generará ingresos, no cuantas horas trabajes para conseguirlo. Si logras volverte cada vez más eficiente, automatizar parte de tus actividades, estar a la vanguardia de la tecnología y utilizarla para ejecutar tus actividades más rápido, tus resultados serán mejores y trabajaras en menor tiempo.

3. Concéntrate en tu roca

Todas sabemos que muchas veces nuestros día a día vienen cargados con muchas responsabilidades y actividades que debemos realizar, algunas realmente claves y estratégicas y otras no tanto.  ¿Te ha pasado que sientes que el día no alcanza, que necesitas más tiempo para hacer que tu negocio avance o que ese proyecto realmente despegue?  ¿tienes una lista interminable de cosas que hacer y la lista sólo crece y crece? Un consejo que me ha ayudado mucho es que identifiques esas actividades claves que son las que permitirán que tu negocio crezca o que avance tu proyecto. Piensa de todas estas actividades listadas cual es aquella que realmente marcará una diferencia en tu día y que te permitirá avanzar o mejorar los resultados de tu proyecto o negocio. Cada noche concéntrate en cual será tu roca para el día siguiente, trata de realizarla en las primeras horas de la mañana y sino has podido por alguna razón no te duermas sin hacerla. Esto te permitirá terminar tu día con una sensación increíble de satisfacción porque sabrás que realmente estas avanzando en tus objetivos. Aferrarte a esa actividad “roca” te dará paz y además motivación para seguir trabajando en tu proyecto el día siguiente.

4. Trabaja en bloques

¿Recuerdas las tablas con horarios que usábamos en el colegio o en la universidad en la que cada materia tenía un tiempo específico de nuestro día, incluyendo los tiempos de descanso, deporte o recreación? Los expertos insisten en que una semana de 40 horas de trabajo usando “bloques de tiempo” equivale a una semana de más de 60 horas sin ninguna estructura.  ¿Te imaginas aumentar tu productividad en un 150%?

En este calendario de actividades semanal no sólo pondremos actividades ligadas a nuestro trabajo sino también a nuestra vida personal, descanso, recreación, etc. Quizás al principio puedas sentir que tener una agenda tan estructurada es limitante, pero te invito pensar que tu tiempo es realmente tu recurso más valioso y el único que no recuperamos, ¿no te parece genial que puedas empezar a realmente valorarlo y utilizarlo a tu favor para cumplir todas tus metas tantos personales como profesionales?

Si, por ejemplo, eres madre y tus hijos llegan a casa del colegio en la tarde, como es mi caso, trata de enfocar todas tus tareas más creativas y analíticas en la mañana donde tendrás la posibilidad de concentrarte de manera más profunda en ellas, y deja tareas las más repetitivas o sencillas para la tarde, aquellas que podrás hacerlas de manera más tranquila mientras tus hijos estén jugando o haciendo su tarea a tu alrededor.

5. Técnica Pomodoro

Es una técnica de gestión del tiempo que consiste en dividir el tiempo en periodos de 25 minutos y trabajar de manera continua en la tarea, sin ninguna interrupción, sin llamadas, mensajes de texto, revisar el correo o redes sociales, etc. Lo más maravilloso de esta técnica es que mejora de manera importante nuestra agilidad mental, nos permite alcanzar ese estado mental en el que nos sentimos que nuestra creatividad y genialidad fluye, nuevas ideas y estrategias llegan a nuestro cerebro llegan con facilidad. Darle a nuestro cerebro la oportunidad de trabajar de manera concentrada por 25 minutos continuos en ese proyecto o en aprender simplemente, le permite acceder a ese estado mental donde las ideas fluyen mas fácilmente, nos permite comprender y encontrar la solución de un problema, o sencillamente entender ese concepto complejo que pensábamos que era muy difícil comprender.  

Un aspecto realmente maravilloso de los consejos 4 y 5 es que evita que caigamos en ese mito de que hacer muchas cosas a la vez es bueno, es decir, la multitarea, ¿cuántas veces hemos escuchado que las mujeres somos maravillosas para hacer multitarea?, y la verdad es que el cerebro humano, tanto de hombres como mujeres no está hecho para trabajar en multitarea y esto genera mucho estrés, ansiedad y consumo de energía improductivo. Al final del día nos sentimos no sólo con menos energía y más cansadas, sino que además hemos reducido nuestra productividad, de acuerdo a algunos investigadores hasta en 40%, pues cada vez que cambiamos de actividad y vamos a otra, nuestro cerebro consume mayor energía para volver al punto de concentración donde lo habíamos dejado con la tarea anterior.  Realizar multitarea puede ser algo tan sencillo como estar escribiendo este artículo y dejar de escribir para revisar mi Facebook o ver noticias e Instagram, no crean que no estoy tentada pero allí esta nuestro poder de autodisciplina.  Entonces la clave aquí, es concéntranos por 25 min intensamente en la tarea o actividad y luego darnos 5 min de tiempo de descanso, y ahora sí, si así lo quisieras ver tus redes sociales, responder WhatsApp o llamadas o simplemente levantarte y prepararte un café. Lo que quieras.

Recuerdo que cuando estaba terminando mi maestría, mis mellizos estaban recién nacidos, fue una época realmente exigente por el tiempo y dedicación que requerían mis bebes, darme un tiempo máximo a las tareas/ trabajos que tenía que entregar fue una de las mejores estrategias que me ayudo a realmente poder lograrlo y por su puesto el gran apoyo de mi esposo. Antes de comenzar cada actividad pensaba: ¿cuánto tiempo dispongo realmente para terminar esta actividad de manera ininterrumpida? Quizás no disponía de todo el tiempo para hacerlo en un solo bloque, pero entonces lo dividiría en varias sesiones y agendaba un tiempo en función del alcance de la tarea. Pero lo importante es que ese tiempo que establecía como máximo lo cumplía con disciplina, y me ayudo a enfocarme realmente en lo importante para hacer una entrega de calidad, evitando el síndrome del perfeccionismo, que muchas mujeres sufrimos, revisando miles de veces una entrega, y también a pensar trabajare “x” tiempo en esto, pero sin interrupción, y este enfoque concentrado le permite al cerebro lograr grandes cosas. ¿Trabajas desde casa? Me encantará saber qué piensas, ¿cómo ha sido tu experiencia?

Marysol es madre de 3 hermosos niños, Mathías (5), Noah (3) y Amaia (3), esposa y profesional con más de 15 años de experiencia en el sector petrolero y energía. Se desempeña como consultora y es una apasionada de los temas de crecimiento personal, productividad personal, liderazgo y éxito, así como de la capacidad que tenemos los seres humanos de inspirarnos unos a otros.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios .